Resumen de la presencia de Tiempo BBDO en el último SXSW Interactive

Un artículo de Ingo Kerstjens.


Escribir un artículo coherente sobre el SXSW no es fácil. ¿Cómo resumes en unos párrafos el alud de impresiones, charlas, ideas, ambientes e inventos que te han impactado durante toda una semana? ¿Cómo transmites la sensación de “excitement” americano con la que sales de ahí y te propones montar una start-up a la que aterrices en España para comerte el mundo? ¿Cómo pones en palabras el ambientazo musical y “techie-hippie” que se respira en sus calles? Una mujer vestida de ángel que te lleva en un bici-taxi con la música a tope. Tíos cachas sin camiseta que reparten barritas energéticas para que aguantes, conciertos de nivel (a cada cual más hipster) en cualquier bar. Sobre todo, vuelves con la idea que el mundo se está moviendo muy rápido. Que como casi siempre, los americanos están liderando el cambio y que los conceptos de los que se hablan nos suenan más o menos a todos pero siempre nos queda por aprender y profundizar. Así pues, aquí van las principales ideas y conceptos que me he llevado:


Social media: Facebook se erige como el gran ganador


Como no podía ser de otra manera, los social media y su evolución fueron un tema candente. De varias charlas se extrae que Facebook se está erigiendo como la plataforma ganadora, sobre todo desde que implementó su video player haciéndole competencia directa a Youtube. Y en la batalla del vídeo online, Facebook tiene todas las de ganar, porque es donde está la gente de forma natural. La premisa es, cuanto menos links, mejor. “I don’t click on things anymore”, comentaba el productor del Tonight Show de Jimmy Fallon.


También se escucharon reflexiones sobre qué contenidos deben estar en qué red social y cómo han de adaptarse a cada plataforma. Que si los contenidos “in the moment” no funcionan en Instagram porque es una red social de índole relajante, que si el vídeo en Twitter flojea, que si los Vines y los GIF’s funcionan en el público teen, que si los programas de TV hay que partirlos en pedazos digeribles para que funcionen en Youtube, … Ah! Y el marketing manager de Pinterest diciéndonos que no es una red social (ante el asombro de toda la sala), porque a Pinterest no se viene a conectar con otras personas, sino a encontrar inspiración. Tomamos nota.


El auge de los medios y los contenidos 


Queda claro que los medios que generan contenidos propios viven un gran momento. Sus fundadores predican en los grandes auditorios donde son adorados como los nuevos Messias de la era digital. Estamos hablando de medios como Buzzfeed o Thrillist.
El fundador de esta última, Ben Lerer, proclama entre sorbo y sorbo de cerveza (como si de un rock star se tratara) que la clave está en que los medios sepan monetizar a sus usuarios a través del e-commerce: “sell the content”. Hoy, la distancia entre la inspiración y la compra está sólo a un click.


Buzzfeed también está viviendo un momento de gloria y estuvo presente con varias conferencias. Obviamente no faltó su CEO y fundador Jonah Peretti. Buzzfeed ya cubre varias áreas de contenido (noticias, lifestyle, humor y memes, apps) y está creciendo su producción de contenidos audiovisuales, por lo que se parece cada vez más a una agencia tradicional. Con la diferencia que saben cómo mover el contenido entre su público y cómo conquistar nuevas audiencias en muy poco tiempo. Destacó que los contenidos deben ser ante todo “shareable” y que tengan impacto humano más allá de su viralidad. Buzzfeed fue quien puso en marcha el debate de “the dress”. Y es que cuando ven que algo tira, le sacan jugo: le dedicaron 40 posts diferentes que sumaron más de 52 millones de visitas.


Buzzfeed explora cada vez más los contenidos exclusivos para redes (es decir que no se alojan en su web y por lo tanto no se redirigen mediante link). Para ello, a modo de laboratorio, incluso ha creado una división especial llamada BFF, cuya directora también dio una charla. En definitiva, la tendencia parece ser: menos web, y más contenidos directamente el los streams sociales.



Big Data (of course!)


Datos por aquí, datos por allá. Charlas a doquier con la palabra mágica “big data” en su título. Nos gustaron especialmente las que te demuestran de forma práctica la utilidad de los datos. El data manager de Spotify nos explicó cómo hoy sabemos mejor que nunca qué escucha la gente, pero también cuándo, cómo, dónde y por qué. Spotify sabe exactamente qué canción es la que más escucha un hombre de 50 años de camino al trabajo en el coche. Sabe qué escuchan las chicas de 18 en el móvil cuando lo han dejado con el novio. Hasta pueden ver que hay una correlación entre las noticias sobre asteroides y las escuchas de la canción de Armageddon de Aerosmith. Sus datos son de un valor económico incalculable.


Wearables: o molan o mueren


También este año se habló de los wearables, pero con matices. Cuando hay una conferencia que se llama “Why most wearables suck” es que algo está pasando. Los wearables sólo funcionarán cuando sepan integrar a la perfección funcionalidad y moda. Nadie está dispuesto a ir por la vida con un dispositivo feo o indiscreto. Allí está su tarea pendiente. Ah y por cierto: el director de innovación de Google se disculpó en público por el Google Glass diciendo que sólo era un prototipo. Está bien saberlo.


Freakadas que fascinan
Finalmente, no faltaron las charlas de índole más “techie-freak” que nunca dejan de sorprender y nos abren la mente. Un ingeniero que explora cómo visualizar la música o cómo hacer música uniendo objetos cotidianos y tecnología, reinventando las interficies. Obras de arte orgánicas creadas con organismos vivos (¡sí sí, diseñado por gusanos!).



Quizás el que más me llegó al corazón fue un proyecto del actor y artista Shia Labeouf llamado #followmyheart. A través de un dispositivo colocado en la zona de su corazón se podía seguir en directo sus latidos en un microsite durante los 6 días de SXSW. Un precioso proyecto para concienciar sobre la importancia de escuchar a tu corazón y seguir tus instintos en la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *