Resaca Summercase

Con unos días de retraso Cha nos ha pasado su crónica de su jornada el fin de semana pasado en el Summercase.Cha & Sister El viernes sobre las 20.30 llegábamos al Fórum. Aun era de día y entre todo el cemento, era muy bonito ver el mar azul al fondo. Los escenarios se llamaban Norte, Sur, Este y Oeste, en plan brújula musical. Subimos al Norte para no perdernos Sr. Chinarro. Hace unos años tener en el cartel de un festival al Sr. Chinarro era jugársela mucho. Su directo era un desastre. Salía muy fumado, todo sonaba fatal y parecía que a él no le importaba; no por nada, si no porque no se enteraba de qué pasaba. Hoy verlo en directo es un placer, serán los años o la madurez (ya se sabe que estas dos variables no van siempre juntas) pero da la cara y presenta sus canciones como éstas se merecen. El escenario N estaba en una carpa, cosa que ayudaba al sonido pero no a la temperatura y hacía bastante calor. La mayoría de gente iba con abanico y cuando Sr. Chinarro tocaba algún hitazo, algunos abanicos se levantaban y en ellos se podía leer: “Temazo”. Era genial. Después, fuimos hacia el Oeste, como Dorothy y Totó. Los chicos con más estilo nos esperaban: Phoenix. Mucho más potentes en directo que en disco (a mí en disco me suenan muy pusilánimes) dieron un conciertazo. Cuando acabaron ya había caído la noche y bajamos al escenario Este a escuchar un rato a Flaming Lips, que tuvieron algunos problemas de sonido, la voz del cantante se perdía entre los globos verdes gigantes que lanzaron desde el escenario. Volvimos al Oeste y pudimos ver el que para mí ha sido el concierto del festival. No he podido ver el concierto entero de The Whitest Boy Alive ni de PJ Harvey. Lo aclaro porque para muchos han sido también merecedores del título. Pero ver a PJ era algo demasiado extremo para mí. Quiso tocar en una de las carpas para conservar la intensidad y la delicadeza del concierto acústico que hizo (vestida con un traje de época) y había tanta gente que no exagero si digo que estábamos a 50 grados de temperatura. The Withest Boy Alive es el descubrimiento del festival y lo recomiendo desde aquí a todo el mundo. Por poner algún antecedente, que sepáis que es el cantante de Kings of Convinience, en un proyecto sencillamente precioso. Casi a la 1 de la madrugada, salían Arcade Fire. Ahora, sí y en mayúsculas: LO MEJOR DEL FESTIVAL. Fue una pasada. Son inmensos y estuvieron grandes como la vida. La segunda canción fue No cars Go y ya nos tenían a todos en el bolsillo, afónicos de emoción, transportados por su intensidad. Fue increíble, la gente cantaba mientras las violinistas del grupo bailaban como yo nunca he visto hacer a nadie con un violín en el hombro. Lo llenaron todo de instrumentos y voces, nos tuvieron una hora y pico sin poder dejar de mirarlos, con la piel de gallina y cuando acabaron hubiéramos querido mucho más. Bloc Party en cambio, qué queréis que os diga. Bastante previsibles. Sonaron a algo que ya hemos oído antes muchas veces. Pero allí estaban, en el escenario grande y allí estaba yo también preguntándome por qué pasan estas cosas. Después de tocar Banquet, la gente empezó a emigrar en manada y nosotros con ellos. Empezaba Lcd Soundsystem, electrónica en directo que en dos minutos nos llevó a lo más alto, y desde allí cerramos la noche.

Arcade Fire – No Cars Go (Rock en Seine 2005)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *