Subscribete a nuestra Rss

Bienvenido al chiringuito de Tiempo BBDO Barcelona. Delante tienes el mar, detrás una agencia de comunicación con la voluntad de compartir pensamientos e inquietudes contigo.

  Buscar
12
Mar
@tomasferrandiz

¿Cómo funciona la viralidad? ¿Cuáles son las claves para que un contenido empiece a correr como la pólvora? ¿Hay algún secreto? ¿Se puede determinar si un pieza va a ser viral? Desde mi punto de vista, no. Quien diga que tiene las claves para hacerlo y que aplicándolas puede convertir cualquier pieza en viral, miente. Nadie tiene la fórmula mágica, porque son muchos los factores que acaban determinando la viralidad, y hacer que todos coincidan a la vez es prácticamente imposible. 

Lo que sí que podemos analizar es, a posteriori, una serie de puntos en común que tienen esas piezas que han sido virales y han acabado replicándose en tweets, muros de Facebook, agregadores de noticias o posts en blogs. O eso, al menos, es lo que explica Kevin Alloca responsable de tendencias en Youtube, que tras analizar los vídeos más virales de 2011 nos cuenta en esta conferencia de TED los tres puntos en los que coinciden. 

1) Los tres generan la participación de una comunidad, es decir, su contenido no sólo es difundido sino imitado y reinterpretado.

2) Las tres piezas, en un momento dado de su existencia, han sido difundidas por "tastemakers" o "influencers", lo que ha propiciado su explosión viral. 

3) Además tienen un contenido que juega con lo inesperado, algo con lo que el espectador no contaba y lo acaba sorprendiendo de tal manera que lo empuja a compartirlo. Es curioso comprobar como también, tras ver alguno de los ejemplos de la conferencia, es muy difícil determinar cuál va a ser el ciclo de vida de un viral, ya que al ser internet un ser "vivo", una pieza que haya sido colgada hace años puede tener una punta viral hoy y convertirse en todo un hit en la red. 

Puedes coincidir o no con estas conclusiones, pero son las que Alloca extrae de su análisis. Hay que tener en cuenta que los ejemplos que pone no son virales con carácter comercial, sino vídeos subidos por personas anónimas que han acabado teniendo una increíble difusión por la red. Además de estos puntos, creo que hay otros muchos factores que influyen para que se produzca ese efecto viral que todos buscamos en piezas comerciales. Es decir, cuando el contenido es comercial la cosa se complica todavía más, porque la lista de puntos que influyen y acaban decidiendo la difusión por la red se multiplica. 

Y si no, echadle un vistazo a esta infografía publicada por Mashable a principios de año donde intentan analizar cuáles son esos puntos clave que hacen que un contenido sea viral, sin importar su formato, y empiece a correr por la red. Al inicio del gráfico lo dejan muy claro: la mayor parte de las ideas que han sido pensadas para tener un potencial viral acaban fracasado y solo unas pocas llegan a conseguir el objetivo para el que fueron creadas. No sólo influye el contenido, que en el caso de virales comerciales es clave, si no también su estrategia de difusión que en la gran mayoría de ocasiones es híbrida; es decir hay una parte orquestada para conseguir su visibilidad y rápida difusión, y otra parte que se genera de forma espontánea porque el contenido que se ofrece a los usuarios interesa y es lo que acaba decidiendo el éxito viral de la pieza.

Así que, como he dicho al principio, puedes intuir los factores que influyen y aplicarlos, pero nunca sabrás a ciencia cierta si "la magia" sucederá hasta que no hayas apretado el botón de "share". 

  • | COMPARTE
| 1 COMENTARIOS

1 COMENTARIOS

01
12/03/2012 - 22:58 h

Un buen contenido es la clave. Es obvio que hay ciertos botones que podemos pulsar para que la cosa se encauce, pero sin esa base es imposible ir a más.

COMENTAR

Nombre*
Email* (No será publicado)
Web
Comentario

Tiempo Bbdo
 © 2009 Tiempo BBDO. Site desarrollado por www.tempointeractiu.net